¡Brrrrrrr, qué frío, hoyga! Once gradejos en octubre, no quiero ni pensar qué va a ser de mí en noviembre, jejejeje.

Pues nada, aquí estoy a contar que poco a poco empiezo a funcionar, que ya tengo claras las asignaturas que voy a hacer, que el lunes iré a clase ya y que aquí se está la mar de bien.

Anteayer, anduvimos en un irlandés junto a la Piazza di Santa Croce, donde había música en directo. Tocaron canciones bastante conocidas, la gente flipó bastante cuando le dieron a Oasis (casualmente justo cuando acabaron de tocar a los Beatles 8-)), y personalmente a mí me gustó mucho cuando tocaron Ziggy Stardust 🙂 Ayer, noche de discoteque, que había miércoles universitario… demasiada gente para mi gusto, asocial que es uno. Y algún que otro roce que podría malinterpretarse… ¡ay que sí que sí, ay que no que no!

Y hoy pues de cenita. A ver si empezamos a plantear un viaje a algún sitio distinto, que no todo en la vida es Florencia, ¿no? jejeje. Seguro que estáis de acuerdo conmigo en teoría.

So natural, religiously unkind…