Bueno, primer domingo en mi piso, aprovechado para descansar, que me lo merezco, hombre; ayer fue una noche movida y divertida y mañana va a ser un día duro… sigo haciendo progresos con el italiano, llevo aquí dos semanas y ya comprendo bastante. En cuanto aprenda a conjugar los verbos, os váis a enterar, jejeje.

En fin, a lo que voy… día de nuevas canciones: por un lado, un EP de Nacho Vegas titulado El género bobo. Cuatro tracks y una introducción magnífica, del poema Donde habite el olvido, de Cernuda.

«Como los erizos, ya sabéis, los hombres un día sintieron su frío.Y quisieron compartirlo. Entonces inventaron el amor. El resultado fue, ya sabéis, como en los erizos»

Qué maravilla. Y por otro lado, noticias frescas desde Sabinalandia. Nuevo disco para el 17 de noviembre, algo así como un regalo de cumpleaños… aunque yo soy más de vino y chocolate, creo que también me puedo acostumbrar al Vinagre y rosas. Qué acertado y paradójico título, qué genio es este hombre, hasta para ponerle título a sus cosas. Espero poder ir a algún concierto de la gira que seguirá a la publicación del álbum.

El caso es que ya se ha publicado el primer single Tiramisú de limón. Sin llegar a ser un temazo, al menos tras oírlo tres veces, estamos tan ansiosos de música nueva de Sabina que… Mantiene el espírituo de Alivio de luto, recordando a Números rojos e, igual que aquel disco, también me gusta mucho este tema.

Poco más, sigo prometiendo fotos algún día, pero es que aún no me paré a tomarlas.

Buona notte.