Hola a los que lean esto…

Me ha convencido (sin mucho esfuerzo por su parte) mi amigo Angelón de que abra una bitácora en la que contar lo que me vaya sucediendo en la capital de la Toscana. ¿Y qué mejor comienzo que empezar por el principio? xD

Hoy partí a eso de las 9 de la mañana desde la T4 de Barajas con destino Bolonia. No viajaba en avión desde los 17 años y la verdad es que las medidas de seguridad (por llamarlas de algún modo) me parecen entre excesivas y brutales. Pero bueno, tras solventar esos momentos de tensión, en los que temes que te hagan una exploración rectal, he pasado a la zona de embarque sin mayores contratiempos.

Una vez en el avión tardé en quedarme sobado unos 30 segundos. Lo llaman miedo a volar tener los huevos cuadrados. En fin, que tras un avión, un autobús, dos taxis y dos trenes llegué al hostal Bed & Breakfast, donde descubrí que sé bastante inglés y muy poco italiano 😛 Aquí he de hacer una observación: en el autobús me di cuenta de que TODOS estaban pensando en Piero della Francesca.

Total, que en el B&B me dicen que hoy hay un problema con mi habitación, que me recolocan en otro B&B por el mismo precio (desde el que estoy escribiendo esto) y que mañana tendré la habitación a mi disposición. Mención especial merece la bellisima ragazza siciliana que trabaja en el hostal.

Poco más, me he dado una vuelta bastante tranquila y breve por Firenze (mañana prometo recorrerla entera), me he pedido un par de porciones de margarita, comprobando una vez más la gran diferencia entre italianos y cordobeses, y aquí estoy, viendo la televisión en italiano y sumergiéndome en una cultura que siempre amé y que ahora tengo la oportunidad de vivir.

Buona notte a tutti.

P.S.: no veais el JetLag que arrastro ‘¬¬